5 jun. 2020

Enveses - Javier Velaza -





¿De qué sirve un poema vacío como este?
Susúrralo en la ausencia y verás cuanto duele.
Arrójaselo a un rostro y será un proyectil.
Escríbelo en el mar
y ya no habrá remedio.





Lo sabe bien el cazador:
la fiera es solo fiera cuando tiene miedo

...

Igual que tú, esta isla está rodeada
de agua por todas partes
y lo ignora

Desconoce, como tú, esta isla su distancia a otra tierra,
si es océano,
mar interior,
o lago quien la baña,
cuál es su altura, cuál su plataforma.

Esta isla y tú, ajenas a horizontes,
creéis que todo es isla, que las naves
no vienen de otro puerto,
que derivan desde la creación hasta encontraros.
Que zarpan después hacia otra nada

Las horas os circundan,de tan islas.
El agua saborea vuestro perímetro,
os ensancha, os achica la marea,
y una endemia de albatros os corona

Mas nada es isla, todo es archipiélago:
esta isla y tú,
cuando se seque el mar,
seréis montañas.


























Aunque la noche no hizo testamento
somos sus herederos naturales.

Buenos días¡ Salud al frío y a la risa,
al sexo, al suero, al hambre, al hospital,
a la fiesta,a las guerras, al piano, a la distancia,
los libros, la mar, a ti, escalofrío,
salud a la memoria perdida de los árboles.

Aquí nos presentamos, otra vez casi todos,
solo faltan aquellos que devoró la aurora
y otros que aún permanecen colgados de sus flecos.












Yo soy el hombre que rasgó las velas
y se hizo un vestido para amarte













En el verso anterior late el prodigio
Tú y yo estamos escritos en el verso siguiente

...

Cada día nos vamos de quien fuimos ayer.

...





El tiempo es un lugar que no transcurre,
el lugar es un tiempo sin localización.
Nuestro destino habita en esa confluencia:
ni podemos dejar de ser lo que no fuimos,
ni comenzar a ser lo que nunca seremos.




...

Esta ciudad es agua.
Los edificios llueven en plazas sumergidas
y sus calles diluvian

El sol es una gota.

De las ventanas manan hombres líquidos,
fluyen después
y desemboca cada uno en su océano.

Esta ciudad es agua
¿quién sabrá si alguien llora?

...

Tú viniste vacía como una copa nueva.

Desnuda tú llegabas. Yo te vestí de vino,
porque quise catar sobre ti la cosecha
de mi tierra baldía. En cada poro tuyo,
en cada recoveco, la cantidad exacta vertí sin derramar una gota.
A la vista fuiste entonces cereza irisada de sangre,
un tornasol de púrpuras con ribete grosella,
orgía de granates.
En nariz, confitura,
regaliz,
alcanfores me trajeron memoria de maderas de infancia.

Mi lengua buscó luego el ataque primero,
intenso, estructurado,
un largo retrogusto con notas minerales,
directamente amargo para el final de boca.

Te bebía al principio con libación minúscula,
pero fui después sorbo que te paladeaba,
y al fin
trago sin tasa ni piedad ni vergüenza,
ávida bocanada de borracho de esquina.

No temo hacerme adicto al vino de tu cuerpo
ni agotar embriagado tu secreta bodega,
porque siempre he sabido que es abstemio el demonio
y que nosotros somos la resaca de un dios.



Una ventana es solo la tregua de un muro.

20 may. 2020

l'aigua, el temps, la claveguera i els furtius

Altamira a la mirada
quan la nit dels teus cascavells
s'endinsa pels aiguamolls del meu sexe.

he escoltat com la porta de l'habitació es tanca,
i he miolat com un gat fora ventre,
embadalit per l'escalfor del teu cos
amb les façanes xopes de tanta pluja

plens de terrabastalls els cors,
ens estimem sense respir
empassegant- nos,
follant-nos,
retorçant-nos els marges, 
com a boixos embardissats de serps
que es segueixen el rastre
amb la pell esgarrinxada pel desig i les espines

demà gravarem les nostres inicials
- a punta de navalla -
al marbre que broda el riu de totes les suors
com cavalls que s'abandonen en continents salvatges
vessant plaer, sang i coratge,
però ara...
ara ens mosseguem el clavegueram fins les reserves,
i ens llencem a l'apnea de les profunditats dels gemecs
allà on mai arriba ningú,
allà on la llum s'evapora

l'aira que ens separa baixa de nou
fins els abismes del plaer i les bombolles d'esperma,
flux rebrotat d' obsenitats i copalines

Oh tell me, can you see by the early light of dawn how we proudly
salute the last flash of twilight through the dangerous struggle?

amb els ulls repenjats per l'alegria,
amb els gemecs profunds retorsant-nos dins el ventre,
coll avall,
coll avall,

riem fins que el temps fortuït dels paisatges ens invadeix la nostàlgia,
i ens estimem,
amb petons i esculls d'animal ferit,
recolzats de cau,
amagant la por dins els orgasmes

ens estimem de galtes enceses i agitació febril,
quan les cames es fan cendra,
sense pensar-hi ni en dolç ni en salat,
tant sols ens estimem,
cercant-nos incombustiblement,
demiürgs salvatges que floten sobre especies,
en aquesta habitació tan nostre i tan pudenta,
amb l'amor per enverinament,
en un urdibre de plecs que fa del món un desconegut
ni del tot ple,
ni del tot vuit,
com si per ell fossi'm unes veus en silenci

amb el territori del desig a la mirada
assumim la individualitat de l'ocell que desperta la gustosa ofrena 
de qui li amputen les ales,
ens estimem,
extenuats de ponts i colors ocults de novel·la negre

Epona que guareixes dues formes de soledat:
la que ens allunya,
i la que ens escriu,
en aquest dies de llagues i foscor
les aigües furtives del temps 
ens despossaeixen de nosaltres

peró que ningú sàpiga la nostre història,
que ningú sàpiga les mateixes veritats,
les barraques pures de les perpelles,
els nostre ullals - 
rèptils, feres, kelpies i bovins,-

comprimits d'amor

som l'aigua, el temps, la claveguera, i els furtius.



8 may. 2020

"Mereces un amor que te quiera despeinada"

«Siento que te quise siempre, desde que naciste, 

y antes, cuando te concibieron. 

Y a veces siento que me naciste a mi.«


Mereces un amor que te quiera despeinada,
incluso con las razones que te levantan de prisa
y con todo y los demonios que no te dejan dormir.
Mereces un amor que te haga sentir segura,
que pueda comerse al mundo si camina de tu mano,
que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel.
Mereces un amor que quiera bailar contigo,
que visite el paraíso cada vez que ve tus ojos
y que no se aburra nunca de leer tus expresiones.
Mereces un amor que te escuche cuando cantas,
que te apoye en tus ridículos,
que respete que eres libre,
que te acompañe en tu vuelo,
que no le asuste caer.
Mereces un amor que se lleve las mentiras,
que te traiga la ilusión,
el café
y la poesía

- Frida Kahlo -