25 nov. 2012

con el miedo esparcido por el mundo

"cada poema debe ser como una herida
sino no sería poesía."
-Sarco Lange-
debería existir un botiquín para alaridos de emergencia,
algo con que mitigar esta soledad abrumadora,
no sé,
quizá unos goteros de ternura
unas gasas empapadas en saliva,...
cuerpos lamiéndose las urgencias hasta la última gota
como un flujo generoso que nos salva de la vida.

todo lo que pedimos
todo lo que tú y yo pedimos
son unos ojos cegados por el vicio,
la ceremonia del estremecimiento
que nos haga caer frente a la puerta del delirio
como millones de hombres lo han soñado a lo largo de su historia.
no consigo verme fuera de tu cuerpo
no consigo
encontrar un lugar donde arrancarme esta tristeza.
con el miedo esparcido por el mundo
te amo como bestia
penetrando por el burdel de mis descosidos
en los tugurios de un cuerpo donde el aliento
huele a carne fresca.
no busco la paz de los estoicos
ni otras guerras que distraigan la furia de no tenerte
mi grito es un vacío sin alivio
donde los héroes son sólo cuerpos con pies de fango.

imagen: Domingo Venero