10 ago. 2016

muecas de sangre

a lo lejos veía como el barco
se abría lentamente camino por el mar amortajado.
trozos de hielo saltaban por los aires cuando la proa
escindía la inflexibilidad el escenario,
como si levantara acta de los hechos de la vida.

me pareció una imagen triste,
nada vibraba y sin embargo
existía un hermoso romanticísmo en ello.

había silencio y el silencio
es una forma de serenar a la muerte.
al fin y al cabo, sólo somos lo que ocurre a nuestro alrededor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario