7 oct. 2013

cuando la noche se viste de cerradura.

la esnifo como si fuera la última cosa que hago y se me crispan los miembros al abrazarla, su pelo esparcido sobre mi pecho son ventanas abiertas donde penetran los vicios y esta hermosa revolución destruyendo todos mis debates internos.
la cama guarda silencio.no existe mayor horror que el horror de separarnos,
ella acaricia mi polla flácida, yo su gran multitud de bestiarios,
insaciables, húmedos, estrechos, mancillando de orgías cada una de mis monstruosidades. su boca arde. por los surcos de mi cerebro entreveo los acontecimientos felices, ella observa la carnicería del amor, la habitación como recinto amurallado que apenas duerme;cuando subterránea se vence,
sueña con una tierra de tonalidades rojizas como respuesta a mi epitafio.

la noche se viste de cerradura mientras respiramos la quietud de las calles hasta el luminoso hervir del horizonte,que se nos muestra, como fantasmagórica realidad de ritmo constante.
la vida lejos de ella resulta una fatalidad, una impostura,un día y otro anunciando sepultura. el horror de un tiempo que respira acuoso y cansino,entonando sus últimos suspiros a base de literatura y poesía.


25 comentarios:

  1. Bueno yo que venía a leerte y si pensar comentarte, veo que ahora das la opción.

    David, ahora no dispongo de tiempo para comentarte como pienso que se merece este texto, así que por la tarde volveré por aquí

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. sí: el amor, la desesperación y la locura, son una misma cosa, toda mezclada...
    lo decís tán bellamente.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Verticalismo en el amor. No hay otra cosa.

    ResponderEliminar
  4. Joer, David.... no sé cómo lo haces pero te superas. Tremendo, rítmico, original y con esa pasión que te caracteriza. Te superas, David.

    ResponderEliminar
  5. anda que...si has de convertirte en eso, "en un respirar acuoso y cansino,
    que entona sus últimos suspiros..."
    déjanos seguirte esperando al menos tu poesía adimensional, David

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. todo cae , la gravedad se palpa
    el amor siempre desquicia pero es una locura exquisita

    buena jornada

    ResponderEliminar
  7. Te haces esperar y merece la pena llegar a estas caídas en picado
    sin redes ni quita miedos, uno desnudo y entrega, un romanticismo
    que te lleva a un atardecer sin el amor a un amanecer a su lado
    a la palabra justa y bella, un lujo leerte

    Otra de tus maravillas.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. No me gustaría que te convirtieras en eso.

    conviértete únicamente en poesía y literatura que no te costaría tanto.

    Un gusto pasar por tu espacio.

    Ya no habías publicado.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  9. y yo caigo así al leerte,
    estremecimiento puro son tus versos

    desatemos la locura

    inmenso beso

    ResponderEliminar
  10. Se cae rendido ante estos versos fácilmente.

    ResponderEliminar
  11. Amo la voracidad de tus versos que saquean hasta los rincones más angostos de nuestro vértigo. Leerte es amar la resurrección de la carne a dentelladas. Trepidante poema hermano, la desnudez de tus golpes siempre me agita y perturba. Te abrazo inmensamente

    ResponderEliminar
  12. Trepana desde adentro la Ley de la Gravedad.
    Llega, por llegar, hasta el mundo de lo real.
    Tú poema existe y nos deja al otro lado...
    Un saludo...Gracias!

    ResponderEliminar
  13. Qué hermoso el comienzo David: la amo como si fuera la última cosa que hago”
    En sí todo, pero es como si me quedara ahí (soy una cursi-pasional)
    Las desolaciones siempre tienen un final, hay que darle tiempo al tiempo (creo)
    Bellísimo. Y la imagen me encanta..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. El anonimato no es un escudo, Poeta. Todo lo contrario. Es un ejercicio de responsabilidad con la Sociedad Anónima que contraemos con nosotros mismos. Un acto de y en libertad. Y quien no permita publicar con esta opción, es que no sabe o plagia el planeta en que vive. Y del que huye. Es decir: reproduce. Y esto es otra cosa. Porque al final todos tenemos DNI. Y yo, en mi anonimato, jamás he ocultado el mío.

    Vamos, que "anónimo" desde el Lazarillo, no conozco a otro. Y yo respondo de mi firma, aun a ciegas.. Por eso que no confunda "genitales como dos cascabeles" con "gitanales cascabeleros". Es lo mismos en mi dialecto...

    En fin, que eso es un Prólogo: Despedida hacia los orígenes por cascabeles... : Todo aquel que tiene un hado se publica y, si tiene un buen Prólogo tiene un lector que, concluida la lectura, vuelve a la portada y abre la obra. Mucha suerte y muchas gracias.


    ResponderEliminar
  15. gracias a ti, de corazón.
    me alegro mucho, muchísimo, saber de ti y saber que estás bien.
    abrazo tu dialecto como abrazo cada una de tus palabras.
    eso es un prólogo: despedida hacia los orígenes por cascabeles.
    gracias, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  16. me ha encantado tu blog
    un abrazo desde el otro lado de la luna

    ResponderEliminar
  17. Qué tremendo texto, no me extraña lo de la camisa de fuerza, a mi me la tendrían que coser al cuerpo, si alguien me escribe algo así... me vuelvo loca de atar.
    Gracias por tu comentario en mi blog, muy amable y decirte que me encanta lo que escribes, y el ambiente que se respira por aquí, volveré otro rato, para seguir leyendo, me gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me ha gustado, y me gusta el look del blog.

    ResponderEliminar
  19. Ya pueden caer chuzos de punta eh??? qué no te mojas David... seguro.
    Buen domigno :).
    Besoss

    ResponderEliminar
  20. "que digan lo que quieran,
    trabajar denota mal gusto y poca inteligencia,
    desde hoy denuncio a todo aquel
    que elude las sábanas y acude a su cometido
    como bendito placer alucinógeno".

    Caemos todos contigo, David.
    Temblando estoy.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Iba a ser super original y copiar el trozo de Amanecer nocturno. Es q me ha mataoooo y más el ser consciente que llevo 2 años haciéndote caso ;-P
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Lazaro: por si llueves por aquí y en algún momento te deslizas como gota empapada decirte que tu última entrada me ha encantado. hacía tiempo que no disfrutaba tanto de la lectura de un texto. no me queda otra que comentártelo aquí pues desconozco tu correo. Un fuerte abrazo de mar y alma perdida. enhorabuena.

    ResponderEliminar
  23. David, que intenso eres.
    Ya me gustaría poder decirte algo...

    ResponderEliminar