10 mar. 2012

el pan del ermitaño

cada tarde que amanezco
me arden los pulmones y dedos
las arrugas se me llenan de fatigas
y las perlas secretas de moluscos viejos.

te veo llegar
rodeada de muros y rayos


a ti también te sucede lo mismo
con la piel quebrada y derrotada en cuerpo
ardes por el rojo de tus gestos
como arden las chozas viejas o los estandartes del puerto
la tristeza petrificada del océano
no entiende de arrastres y lágrimas
de esta derrota innata que nos aniquila
como ráfaga de feroces obediencias
pero al caernos la noche plomada
cerraré todos tus miedos
y verás con magistral y cuidada belleza
unos labios de alegría y vuelo

quiero decirte que crecerás
mujer
crecerás y te llevarás mi nombre y mi rebeldía
mi otro yo horrorizado
para sembrarlo en la plenitud de tu espulgue
profundamente dolida por la paz de los colgados


comeremos desnudos el pan del ermitaño
que es muchísimo mejor
que cualquier mariscada en el Salamanca
y te contaré con total seguridad
que llegará el día en que dejaremos de usar el arrastre
que los que creen que esto es perpetuo
verán a un hombre desecho,
a un pescador que combate con entrañas
aferrado a los balaustres de esta ruina arrebatada
como se aferra el latir a la esperanza
pues mientras exista la historia
habrá repugnancia
una repugnancia de redes y algas

se nos darán las tres de la mañana
follaremos hasta el alba
y la humanidad seguirá ensangrentada.

25 comentarios:

  1. Puede que la tristeza no sea para siempre aunque la petrificada en el océano es dura de roer.
    Yo aún no he podido con ella. Bueno, es cierto que un polvo te da un respiro. Pero siempre vuelve.

    Intenso poema como suelo leerte. Un placer.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me da un poco de cosa eso de que follareis hasta mi nombre :S
    Jajajaja
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Srta Flores, no me diga estas cosas que yo la tengo muy bien considerada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ese dúo va a pasar a la historia como dos Davices contra los Goliaces de una Biblia luminosa y repleta de diademas y carros de metro, habrá una humareda entre vosotros y mil caballos corriendo espantados, y si ella te pide que presentes un aval, pues hombre, yo te doy hasta mi sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano este comentario es mejor que el poema.

      Eliminar
    2. Un comentario es un añadido al nombre esacto de las cosas, a esas cosas que el poeta sintío antes de convertirlas en poema.
      Pero el comentario de Sarco no es prolongación, es acotación para mi añadido.

      Un medrugo de pan mojado en vino, ya es torrija, la hostia consagrada que convierte en apetitosa y deseada a la pobreza, y a esta en la esperanza del menesteroso. Por el instinto de supervivencia del que sangra mientras la humanidad se desangra, pero a pulmón y dedos ardiendo se empeña en mojar el mendrugo de pan en la salsa de unas sábanas. ¿Mariscada en el Salamanca o barquitos de pan en el hidromiel de la esperanza?

      Un saludo germá, de DOR.

      Eliminar
  4. Este pan fijo que es apto hasta para celíacos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Busco miradas que alberguen míseras migajas de ese pan sagrado.

    Es precioso, me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Genial Bocón, eres grande. Le has encontrado el punto a la poesía y ya no hay nada que se te resiste, la haces como quieres, forma parte de ti y de tu vida. Deberías plantearte metas mayores, un blog te queda muy pequeño.

    ResponderEliminar
  7. Un día de esos ardí en llamas y ahora sólo puedo hablarte desde mis cenizas pero, jodido marinero… envidio ese brote de esperanza que siempre brilla como una supernova desde tu corazón, mientras comparto tu hígado seco desde una maraña de redes y algas que me hunden en el charco de la humanidad.

    Un abrazo de ermitaño

    ResponderEliminar
  8. se nos darán las tres de la mañana
    follaremos hasta el alba
    y la humanidad seguirá ensangrentada.

    Voy a tener que, varias cosas: 1 - Largarme a llorar hasta que me deshidrate. Las tres de la mañana era la hora que P. y yo siempre, siempre, siempre nos encontrábamos. 2 - Pedirte prestado este final, porque pienso escribir algo al respecto y 3 - Felicitarte hasta quedar muda y las manos no sean sensibles al tacto.

    Este poema es de una belleza inmensa Capitán ~
    Un beso o 2 *

    ResponderEliminar
  9. Crear una luz a pesar del mar de barro que rodea. Bravo.

    ResponderEliminar
  10. El pan dejó esas migajas en el cuerpo de nadie.
    Un mendrugo alimenta esos deseos vitales de desangrar el alba.
    Ermitaños errantes en busca de ese alimento vaciamos el cuerpo en la nada.
    Sin duda, es mejor esa costra de pan que ninguna mariscada.

    Besos, poeta.

    ResponderEliminar
  11. Hay algo en tus versos que me lleva a la historia de "sexo-drogas-violencia" de la película Asesinos Natos. Ahora quiero probar el pan del ermitaño, ¿dónde se compra?

    Un abrazo, Bigmouth (A.K.A. El Bocón).

    ResponderEliminar
  12. Si, es mejor el mendrugo honrado de nuestros nobles principios...
    Salud

    ResponderEliminar
  13. Lágrimas secas tiran de una sonrisa tierna.
    Un pellizco en el corazón despierta mi hambre por el pan del ermitaño. Quiero confeccionarme un collar con tus perlas nacidas de viejos moluscos. Voy soltando lastre y arrastre. En mis muros pinto unos labios de alegria y vuelo con mis rayos cortare las sogas de los colgados. Porque simplemente un poema así no puede dejar indiferente, porque remueve sentidos y despierta anhelos.
    Es un poema tejido palabra a palabra con la maestria de la hilandera, no hay pespuntes solo hebras entretejidas hasta formar el precioso tapiz de una vida...de una promesa.
    Es perfecto! mis pulgares quedan ridiculamente pequeños ante tu poema.
    Un beso capitan.
    P.d. me encanta tu nuevo pseudonimo, felicidades por el cambio.

    ResponderEliminar
  14. qué se desangre, capitán. Nos das fe, cierto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. La humanidad se desangró, se desangra y se seguirá desangrando. ¿Hasta cuando?

    Saludos Bigmounth.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  16. la energia ni se crea ni se destruye, se transforma...Si no he entendido mal lo que has escrito :)

    ResponderEliminar
  17. Cómo tiene que ser ver llegar a alguien rodeada de muros y rayos, todo un espectáculo, que acabe a las tres de la madrugada

    ResponderEliminar
  18. El Salamanca ha pegado un bajón terrible.
    Hasta las cigalas lloran.

    ResponderEliminar
  19. como se aferra el latir a la esperanza

    bravo, amigo

    ResponderEliminar
  20. Hay una manifestación de moluscos viejos frente a mi puerta con pancartas que exigen nuevas perlas. Acabarán echando la puerta abajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un collar de cultivadas majóricas vas a tener que engarzar, compañero. Mira tu amigo, que con un cacho de pan que ya será mendrugo pa los perros por lo menos, se tira casi una semana y aquí todos tan contentos.

      Disculpa capitán, es que escucho cantos airados de orcas. El DOR

      Eliminar
  21. Un discurso poético que nos recuerda que el amor siempre va a contracorriente por el mundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar