14 sept. 2011

Carolina.

pasan;
a las olas me refiero,
las del caluroso verano,
ahora.

este es el consuelo:
dejados y abandonados,
alejados de tarea y respeto,
suelo y empleo,
qué vengan banderas si se atreven.

tu agua me colma de
placer y
emanas gritando sudor:

¡bébelo, a borbotones!

y penetro en tu oquedad
a prender la llama en agua.