4 ago. 2016

que te quiero libre,
muy libre,
con esa peculiar locura
del que asume la vida sin ningún sentido.

de las islas a la mar
y de la mar,
al abandono de la inmediatez del fuego,
desfondada de mandíbulas,
partiendo las esperas,
como la proa del sol cuando prende en la tierra.

3 comentarios:

  1. Así es el amor
    contemplar el vuelo del otro
    sintiendo la marea como llega a la costa
    besa la playa y esculpe el contorno

    ResponderEliminar
  2. La vida es un gran fraude y la libertad q nos venden una estafa con estola de plumas...pero, cojones como nos gusta vivir a pesar de ello

    ResponderEliminar
  3. ' ...y si no lo amarran,
    más desbocado que el sol de insania
    si se lo privó del fuego.
    Bs

    ResponderEliminar