10 ago. 2016

O. Girondo.

a mí,
las teclas que nos tocan hasta el hueso del grito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario