9 jun. 2013

en tu desierto que dices andar solo, también ardo yo.


luego,
cargaré con toda esa tierra que me llevará a donde tú no estas.

y con la meteorológica tristeza
y con las noches de ausencias sin coartada,
cargaré con todo eso y más,
pero no esta noche,
ni ahora,
no en esta profunda y elaborada soledad
que pierdo al escuchar
al insoportable Xoel López cantar sin una maldita piedra que lanzarle a la cabeza.
no cabe duda.
mañana será exactamente mañana,
como a mí me gusta,
con la muerte a menos de veinte años de mí.
tengo el deber de los jamases
y los dientes mordiéndome los nunca,
pero tú seguirás sin escribirme,
y yo volveré a ese hospital.
y así,
enfermados de costuras
y con la carne almohadillada de distancias,
diremos que vamos sanando.

16 comentarios:

  1. Hermano, la luz está en la sombra, viajamos en una carretera sin alumbrado, paramos a ver qué coches inventan el sielncio, te amo loco mío.

    ResponderEliminar
  2. leido 5 o 6 veces...cada palabra...se une a la otra... como si fuera tan facil...enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. ¿Tendrán cabida las rosas de la noche en tal vacío de quebrantos?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. tremendo, barquea orillas, levantando, como una sábana o tren lascivo que se mete adentro y dice sueño y dice sí y dice nadie y dice todos y golpea y agasaja... me revolvió leerte... me ensueña cómo agitas, la idea de la mar..

    un abrazo y salud

    ResponderEliminar
  5. como un mercader que comercia con la lluvia
    de la nube rasgada en la montaña. (magnifica imagen)

    Solos venimos al mundo, solos y desnudos nos vamos
    y has conseguido una soledad que invita a ser acopañada.
    Siempre encontraremos a alguien que nos acompañe
    pero bendita esa soledad que nos refugia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. un desgarro maravilloso.
    este poema es desesperación y fuerza: una montaña de nieve por la cabeza, david.
    el mar, nos arrebata.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Bello y triste canto a una soledad que se viste tan femenina como rota.
    Enhorabuena por tan bello poema
    Te quiero

    ResponderEliminar
  8. tu poema rescata a los solitarios. muestra el frescor del pozo, la calma de la guarida. le das la vuelta a soledad y la muestras elección. la llenas de libertad.
    gracias por tanta belleza, gracias por tanta pasión, por tu poesía y por tu vida.

    ResponderEliminar
  9. David: lo leí esta mañana, lo termino de releer (dos veces) y cada nueva vez me resulta más impactante que la anterior. Hay tanto mar, tanta sincronía, tanta soledad, y esa fina ironía tan ácida, tan etéreo para mi, que ignoro cómo lograste que el texto no se esfumara, con el simple paso de las horas.
    Y como es la primera vez, que puedo comentar en tu blog te diré:
    Sólo es realmente mio aquello que queda atrapado para siempre en mi memoria, y este texto quedará ahí... En ella cabe mucho, una mirada, un latido, tu exquisitez, tu caminar, un sentimiento, una voz, un gesto, tu grandeza... siempre.

    Un sonido (le pongo música, sin pedrada :) Mi abrazo...(de osa).

    ResponderEliminar
  10. Tenemos que restregarnos ahí en el fondo barroso para encontrar la luz propia. Y el otro, el otro corazón roto que nos aguarda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ahora sí, Bocón ... ahora sí.

    Besos de verde hierVa.

    ResponderEliminar
  12. muchas gracias a todos, por vuestras palabras, por vuestro tiempo y por tanto cariño.
    inmenso abrazo y mucha vida y carnaval.

    ResponderEliminar
  13. En el fondo todos echamos mano de una bendita soledad que nada tiene que ver con el aislamiento.

    Genial poema.
    ¿Sarco y tú pertenecéis a la misma escuela de poetas?

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Paseando de blog en blog he llegado a tu rincón, te he leído y me he quedado con la boca abierta...de admiración....

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Siempre nos acabamos colando entre las grietas de corazones rotos buscando ese algo que nos recomponga.

    El poema es brutal, lo he leído un par de veces y las palabras se anidan y continúan con una fluidez extrema hasta el final del poema. Hasta ese intenso final.

    Me ha encantado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Inspira esperanza ese verso final. Y ando muy falta de ella.
    Es un gran poema, y me alegro mucho de que hayas vuelto a abrir los comentarios. Salen cosas muy grandes de aquí.

    Un enorme abrazo, David.

    PD: Pobre cantante de Deluxe xD

    ResponderEliminar