16 feb. 2012

pubertad

Para Olga.

si pudiera verte esta noche,
sin duda,
volvería a ser aquel niño
que le brotan los dientes en seis minutos
mientras tú corres a por el lobo


si pudiera olerte esta noche,
sin duda,
llorarían los vestidos bastante menos
y las alarmas de los coches
y la correspondencia de los buzones
y los contenedores de basura
y las sabanas de mi vecina
se llenarían de jazmines y hambre.

si pudiera tocarte esta noche,
sin duda,
sabría como utilizar tu cuerpo,
convertirte en alguien insensata
que ha perdido el sol de la vergüenza
por debajo de las bragas.

si pudiera amarte esta noche,
sin duda,
los perros se pondrían a aullar en las puertas de los hospitales,
los repartidores de órganos
resucitarían a los donantes
y las ambulancias se alquilarían por horas
para encuentros de amor casuales.

si no hubiera duda,
sin duda,
esta noche saldría corriendo a tu calle.