31 dic. 2014

contemplando moverse lo imposible.

de la vida pedí jugar como los leopardos,
poseer el frágil latido de todo lo inesperado,
que el calendario no fuera un manual de agorafobia,
y apartar mis mejores alimentos para todos tus bocados.

de la noche pedí el contenido y las fracturas por dentro,
de las mañanas el horizonte enyodado,
del pozo la tierra seca,
y de la tristeza
que dejara ningún lugar
para estar presente en todas partes.

habito más hospitales que casas,
habito más taquicardias que remansos,
y me habita,
recostada en un camastro,
la pena,
ancienne comme le Raseborg,
rouge como la ausencia del responsorio hereje de tu coño en mi lengua.

mientras contemplo moverse lo imposible
penas catenarias recorren las arterias;
penas con raíles y ausencias,
penas silbantes de penas,
paisajes con fracturas abiertas y trayecto personal
hacia la pena de uno mismo.

8 comentarios:

  1. ya no respiran más penas
    los raíles del 'a ninguna parte' las ha engullido todas.
    Todas.
    Besos abrazos, David

    ResponderEliminar
  2. quien pide jugar con leopardos
    para vivir más en hospitales que casas
    contemplando el movimiento del imposible
    solo resta abrir la mente
    y dejarse inundar por las sensaciones desatadas
    enhorabuena!!

    muy buen 2015 David
    desde mi reducto blog un abrazo energético

    ResponderEliminar
  3. Lo que te recorre entero es la poesía, increíble..
    Feliz Año también para ti David...
    Petons

    ResponderEliminar
  4. Toda la estrofa cabecera, lo mejor del poema, está en este youtube. Tumbando al título, que es como juegan los leopardos. Suerte y éxitos poéticos en el recién estrenado año.

    https://www.youtube.com/watch?v=EoGS_gxanJs

    ResponderEliminar
  5. yo sólo observo tristeza del animal encerrado y a los hombres con su espectáculo circense.
    gracias por pasar y comentar. un saludo

    ResponderEliminar
  6. No me extraña, pues la razón de cada uno hace la vista de las cosas. Yo veo la perplejjdad de los espectadores al ver moverse con felicidad a animales imposibles que se divierten a costa de la agorafobia de los que pasan por taquilla de zoo para contemplar cómo se mueve lo imposible ,feliz y asombrosamente (todas las especies se divierten por mor de lo imposible). ¿Quién tiene la mirada y las lindes más libre y menos costosas?

    Lo comento porque me ha parecido bueno el poema (más allá de la primera estrofa), que es lo que importa. Otro saludo.

    ResponderEliminar
  7. no hagas caso de mí vista, anda con glaucoma y limitada. abraza tu visión como si abrazaras la libertad y olvida la catenaria de mis pupilas.
    gracias una vez más por tus palabras.

    ResponderEliminar
  8. (..y en el intento ladraban los perros a la hojarasca que allanó los pasos.
    faltaban olas en la profundidad de mi almohada al soñarte con tu cuerpo náufrago en ninguna parte, en ninguna razón. y, me sobre coge saber que, persistía un gesto que claramente evidencia una sonrisa, porque al saber se es, aún inundados, anegados de añejos pesares, penas de las que ya no sabemos su sabor, a qué sabían con precisión...

    "...Es a ti a quien debo evocar en primer lugar, casita de la duna. Todos tus sonidos han quedado dentro de mí como el del mar en las caracolas; tu escalera de madera gemía bajo los pasos más ligeros, el viento marino hacía temblar todos tus aparejos, el molino de enfrente daba vueltas con crujidos de carruaje y, en las noches de luna, sus aspas rayaban tu blancura con amplias sombras que oscilaban. Te confundo a ti, frágil refugio vibrante como una criatura sobresaltada, conmigo misma: somos el melancólico espacio de esta historia, la historia de un breve instante, de un acorde cuya resonancia se ha prolongado a lo largo de toda una vida."
    Siempre, besos ilimitados, David.)

    ResponderEliminar