23 abr. 2013

Permítanme ser un hombre




hay días que la vida - esa maravillosa confusión que siempre aprieta el acelerador más de la cuenta- se detiene por unos instantes frente a ti y te sonríe.
hoy, afortunadamente, se ha detenido del brazo de estos hermosos locos llenos de amor y poesía.
muchísimas gracias a todos.